Trucos para verte más delgada
Trucos para verte más delgada
¿Quieres verte más delgada, pero por más dietas y ejercicios que hagas no alcanzas tu objetivo? Tal vez la solución a tu problema está más cerca de lo que crees; sólo debes conocer algunos trucos de vestir que te pueden hacer más flaca.
¿CÓMO VERTE MÁS DELGADA AL INSTANTE?

¿A quien no le gusta un: “Te ves más flaca, ¿qué estás haciendo?”? Sin embargo, te detienes a pensar, e internamente sabes que sigues comiendo igual, que no estás haciendo más ejercicio, y que la balanza en la mañana marcó los mismos “xxx kg” desde hace cuatro meses.

De todas formas, aceptas encantada el comentario que te alegra el día (hasta la semana) y continúas sin entender bien qué sucedió. Luego te ves al espejo y coincides, te ves más delgada y estilizada, pero ¿cómo lo lograste?

PRENDAS MÁGICAS

Sucede que algunas prendas de vestir producen un efecto visual que alarga la figura y esconde los kilos que sobran. De hecho, ciertos tipos de tela, cortes, accesorios y hasta algunas combinaciones de colores, ofrecen un resultado favorecedor para la figura femenina. A continuación, desvelamos el misterio para que no vuelva a ser cuestión de suerte, sino un acto consciente. Haz que tu guardarropa juegue a tu favor con estos 8 tips:

1. USA TU TALLA

Una talla muy pequeña, puede sacar “gorditos” hasta en una supermodelo; y una muy grande, te hará ver desaliñada. Asegúrate de usar ropa de tu talla, en la que te sientas cómoda. Olvídate si la etiqueta dice S”,“M” o “L”, eso nadie lo verá. Y si lograr que la ropa te quede bien implica una visita a la sastrería, no lo pienses dos veces. Será el dinero mejor invertido.

2. EL MILAGROSO “PÉPLUM”

El péplum es una especie de falda corta que se superpone a otra pieza (normalmente una falda o vestido tubo). Ayuda a dar la forma de reloj de arena tan característica de las mujeres, y es el perfecto camuflaje de una barriguita pronunciad. Incluso, si eres muy delgada, el péplum da la ilusión de curvas en las caderas.

3. LOS INFALTABLES TACONES

Es prácticamente imposible lucir estilizada sin un buen par de tacones. Son tus mejores aliados para hacerte ver esbelta. Añaden altura, atraen miradas y hacen que las piernas luzcan tonificadas. Opta por los de tacón fino alto y sin ataduras en el tobillo, porque crean un “corte” visual, que solo funciona si naturalmente tienes las extremidades largas.

4. EL BLAZER

Se ha ganado su estatus de mejor amigo de toda mujer, porque no hay absolutamente nada que un buen blazer no pueda arreglar. Es una pieza infaltable para incluir en tu guardarropa. Su efecto disimula por completo cualquier zona que te incomode en el área del torso, y siempre te otorga una buena silueta.

Procura tener una buena cantidad y variedad, porque sin lugar a dudas te sacarán de apuros cuando más lo necesites. Elige preferiblemente aquellos que tienen cuello en “V”, en lugar de redondo. Este corte es muy favorecedor, puesto que alarga el cuello e imprime elegancia de inmediato para que luzcas radiante en cualquier ocasión.

5. DELINEA TUS CURVAS

Existe el mito de que la falda lápiz solo favorece a los cuerpos 90-60-90. No le temas a esta prenda, porque justamente su corte recto destaca tus curvas naturales, sin llegar a ser vulgar. Esta pieza afina y alarga la figura como pocas. Cuida que el largo sea el adecuado para tu estatura, y que no te haga lucir más bajita. Un poco por encima de las rodillas, es la altura ideal para la mayoría de las mujeres.

6. AJUSTA LA CINTURA

El cinturón o correa destaca una de las zonas femeninas por excelencia, la cintura. Este elemento es fundamental, si no quieres lucir recta como tabla. Incluso si tu figura tiende a acumular peso en la zona del estómago, puedes crear el efecto visual de la cintura destacando el área más estrecha de tu torso, que suele ser justo debajo de la caja toráxica.

7. LOOK MONOCROMÁTICO

Dicen que vestir de negro “adelgaza”, y esto es muy cierto

8. TELA

Un punto importante y muchas veces olvidado, es el tipo de tela. Elige los materiales lisos, sin estampados y apártate de tejidos con mucho volumen, como la lana. Existen telas de confección que combinan rigidez con adaptabilidad, en materiales de calidad. Esto lo sabes al tocar la pieza de ropa. Inclínate por aquellas que se sientan gruesas, pero moldeables. Prendas maravillosas que mantienen todo en su lugar.

Posts Relacionados

Déjanos un comentario